viernes, 28 de diciembre de 2012

Plusvelle de manzana

Ayer olí algo parecido al Plusvelle de manzana y volví al útero materno.

jueves, 27 de diciembre de 2012

El hombre del baño

Estábamos en el baño del bar 'Espero Infinito' con mi amigo Tebo, y no nos podíamos acordar el nombre de una canción. Meábamos, tareábamos y nos quemábamos la cabeza, a los gritos pedíamos una ayuda a los cielos que nos diga el nombre de quien la cantaba y el del tema. Ahí entra el hombre al baño, que no fue Rudy Chernicof, sino Sebastián Rubín y dicta: Lisa Loeb-Stay. Hoy salió esta nota en Página/12 por su vuelta de un único show con Grand Prix.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Apocalípticos y televisados

Mi nota de hoy en Página/12 sobre la recurrencia al fin del mundo en la TV. Por ahí aparece Santiago de El Mató

sábado, 15 de diciembre de 2012

Pequeño homenaje a Monterroso

De chico, una vez un amigo me hizo creer que era extraterreste. Iluso él que no se daba cuenta de que éramos dinosaurios y un meteorito se avecinaba.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Pablo Alabarces LTA

Para los especialistas en la futbolización del rock y viceversa. Ésta es mi nota de ayer en Página 12.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Prefiero el sonido del silencio a

El bebito ese que se rié quién sabe dónde desde tu computadora.

viernes, 30 de noviembre de 2012

¡Aupa Fermín!

Mi nota de hoy al cineasta y cantante Fermín Muguruza. El entrevistado con la lengua más rápida del País Vasco. Feliz de terminar el reportaje fundiéndonos en un abrazo sudado.  

lunes, 19 de noviembre de 2012

El mimo que habla

Una vez hablé con Marcel Marceau. La charla fue breve, aunque un poco más larga que aquella escena de una película de Mel Brooks en la que el mimo es el único que habla (sólo dice: ¡no!).
Esto sucedió en la puerta de Canal 13 -vivía a una cuadra de allí- bien entrados los '80. Mi mamá lo reconoció porque había estado viendo el programa de Fernando Bravo donde lo habían entrevistado. Habíamos salido por unas compras y ¡pum! el mimo más famoso del mundo sin maquillaje. Cuando lo tuve enfrente mi mamá me dió un empujoncito y me pidió que le hablara en francés. Dije lo primero que se me vino a la cabeza, recordé una frase de la lección de ese día con Madamme Susan en el colegio Mariano Acosta.
-Vous etes une poupée.
-Ah, bon -respondió sorprendido-. Mais Je suis un mime -corrigió-.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Artículo

Un artículo que escribí hoy -casi a la madrugada- para un par de horas después.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Recomiendo

Una recomendación animosa.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Groucho Vs. Wilde

Si Woody escuchaba Richard Wagner y tenía ganas de invadir Polonia, yo escucho Django Reinhardt y tengo ganas de estar adentro de una peli de Woody.

jueves, 1 de noviembre de 2012

La caja de puchos

Estaba en la terraza tomando un café y fumando. Tenía dos paquetes de cigarrillos, uno en cada mano. El de Lucky tenía un sólo pucho, el de Phillips Morris varios. Coloqué al solitario en el segundo y tiré a la basura el que -ahora- estaba lleno. Claramente es un mensaje del subconsciente.

martes, 30 de octubre de 2012

Groucho Vs. Wilde

Él era nihilista -a su pesar-.

sábado, 27 de octubre de 2012

Butch, el perfeccionista

Entrevista que le hice a Butch Vig de Garbage para Página 12. Incluye una descripción argento gótica, diría, de Shirley Manson.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Ese raro vicio de cantar en otro idioma

Hoy en el colectivo sonó un tema que hacía mucho no escuchaba. Era el lento de Bryan Adams 'Todo lo que Hago, Lo Hago Por Tí'. Así en castellano porque el canadiense lo hacía en nuestro idioma. "Mira mis ojós y verás que siento pog tí", cantaba el tipo como compungido. ¡Qué sinvergüenza! Instantáneamente me acordé de la versión de 'Ángel' de Robbie Williams.  Más allá de las destrucciones fonéticas, de esas erres suavizadas con un tiernizador, ¿por qué la industria discográfica nos somete a eso? Está bien. No soy el target destinatario (aunque a Robbie lo banco a morir), pero incluso creo que su público opta por las versiones originales. Ojo, no hay que caer en absolutismos. Que los Beatles canten en alemán 'I Wanna Hold Your Hand' es otra cosa -supongo que por su estadía en Hamburgo transmitían lo mismo-. Y además no entiendo alemán. O Roberto Carlos, un fenómeno el pai de la canción romántica. El brasileño, si quiere, puede sensibilizar hasta el majiar. El colectivero cambió de radio y la dejó en otra estación que pasaban 'La Inconcicional' de Luis Miguel. Y cantó (cantamos) el estribillo feliz

lunes, 22 de octubre de 2012

Dame el power

Mi control remoto se ha declarado en huelga, así que tengo clavada la tele en 'Animal Planet'. Si andan con ganas, picoteen estas series que describimos con el compañero Emanuel Respighi  en la siguiente nota.

sábado, 20 de octubre de 2012

Prefiero el sonido del silencio

Al click de ese cargador. Puede ser un Zippo. No. Fue un cargador.

sábado, 6 de octubre de 2012

Entrevista a Claude Chastagner

 Hace poquito salió esta nota en el Suple NO. Comparto las preguntas y respuestas que quedaron en el tintero de la entrevista al autor del libro 'De la cultura rock'.

¿Qué motivó su investigación? ¿Algo del presente? Si bien su análisis es retrospectivo, parece querer decir más de la actualidad que del pasado... 
-Mi investigación comenzó al darme cuenta de que cada vez más, los anuncios de televisión, los patrocinadores, las revistas especializadas, etc, utilizan la imagen de rebeldía y de protesta, sobre todo la de los años '60 de los músicos de rock. Mi primera reacción, obviamente, similar a la de muchos escritores de rock, era concluir que el rock había vivido su curso, que ya no ofrece alguna relevancia para nuestro mundo y para la vida de los "oprimidos", de los "dominados", los hombres humildes, a los cuales pertenezco, que las conexiones desde el principio con el comercio, el dinero, el capitalismo, etc, por fin había invadido todas las esferas de la música. En una palabra, que el rock se había convertido en sólo una burbuja vacía de la moda, y las apariencias. Al mismo tiempo, sin embargo, las discusiones con mis alumnos o al ir a conciertos y ver a los seguidores,  reveló que aún estaban muy comprometidos con la música, con su fuerza expresiva y de oposición. Así que, ¿dónde nos equivocamos? De ahí mi exploración doble: uno, para rastrear las razones profundas del poder (diminuto o no) del rock en la revuelta, algo que estaba en su propia naturaleza, un énfasis en las imágenes de la rebelión y el choque similares a los principios del capitalismo tardío. Dos, una investigación en cuanto a lo que aún quedaba de la rebelión para que sea aún relevante para la gente, lo que llamé "intersticios", la música de individuos solitarios, que se alejan de las multitudes, de las imitaciones, de las imposturas. Así que de hecho, se puede decir que mi análisis es retrospectivo, ya que buscar las raíces del "problema", pero traté de aplicarlo a la actualidad y lo que las personas hacen ahora con la música.

-Hay un momento en particular, show, disco o artista, que represente para usted la cumbre -y descenso posterior- de la cultura rock como forma de rebelión?

-Obviamente, los nombres serían los de los '60, Lennon, MC5, Iggy Pop, aunque hay otros que llegaron después, Marley, Sex Pistols, Nirvana y U2. Pero al mismo tiempo, soy consciente de la medida en la que estos nombres se han comercializado como rebelión, con su aprobación o no, y como usted dice, su declive posterior. Así que se me vienen los nombres, más independientes del marketing, un montón de mujeres por ejemplo, PJ Harvey, Bjork, o Zappa. Pero al final, más que los propios artistas, ¿no es más bien lo que hacemos con su música, y las palabras y las actitudes lo que más importa? ¿No podemos usar a nuestro favor como arma de resistencia, de oposición, de rebelión, de revuelta, incluso el grupo que suena más inocuo, incluso las boys band podrían serlo? En mi historia personal, como se cita en el libro, lo que cristalizó todo, mi pináculo, es un poco conocido, una banda griega (cuyo líder más tarde llegó a ser conocido como Vangelis), y para un álbum muy específico, 666. En fin...


-¿Vió la película 'Rock of Ages'? En su estupidez, encarna todo lo que usted epecifica, me refiero a a cultura rock como impostura. Hace 25 años teníamos otra película como 'The Decline of Western Civilization Part II: Los años del metal' que era mucho más inteligente en este enfoque, basándose también en el rock de L.A. ¿Estamos en una era de los dinosaurios otra vez? 
-No he visto a 'Rock of Ages', pero sé lo que es (me gustó 'The Decline of Western Civilization Part II: Los años del metal', sin embargo). Algunas personas denuncian, otros explican, otros tratan de obtener sus ganancias ... El tema de veteranos de la música rock es compleja. En primer lugar está la cuestión de que la generación de posguerra, a la que pertenecen estos artistas han tenido éxito, desde los años '60, para controlar no sólo el terreno político y económico, sino también el cultural, sino que han llegado a todos los puestos de toma de decisiones, se las arreglaron para convencer a las generaciones jóvenes de que son los mejores, lo mismo con los músicos de los años '70 y '60. Son dueños de los medios de comunicación, las compañías discográficas, etc. Además, las personas que todavía tienen dinero para comprar CDs y entradas para conciertos a precios elevados, son los más grandes. ¿Los más jóvenes, los que saben descargas, siguen escuchando esa música? Tal vez también, con la recesión, el desempleo, se idealiza y sueña con un mejor momento, cuando la vida parecía mejor, más fácil, más divertida. Y los músicos de rock más grandes puede encarnar ese período. Una última cosa es que los músicos de rock siempre han prosperado en transgresión: ¿habrán sido los '70 esa última transgresión? Pero me gustaría hacer una diferencia entre los artistas como los Beach Boys o Iggy Pop, que todavía están haciendo por orgullo personal, ni siquiera por dinero, por lo que yo puedo ver, y otros como McCartney o Dylan o Neil Young, que siguen creando música significativa: son más parecidos a los viejos bluesmen que siguen cantando hasta el día de su muerte, y todavía están amenazando, incluso sexualmente, y nadie piensa que es una broma. Esta es la forma en que los Stones podría haber sido, pero no lo hicieron. Pero con tan sólo mirar a los ojos de Jagger cuando Buddy Guy entra en escena en las películas de Scorsese, 'Shine a Light': están llenos de admiración y envidia, y la timidez como el joven que era hace décadas, de ser algo que a pesar de toda su fama y el dinero, nunca ha sido y nunca será ...

-La cultura rock ha tenido dos polos destacados: EE.UU. e Inglaterra... ¿Cree que hoy en día, con el avance de BRIC podemos esperar otra expresiones similares? 

-No sé mucho acerca de la música rusa, más de Brasil, China e India. En la introducción a la edición española del libro, hago hincapié en que lo que la música latina medida ha influido en el rock, lo que pocos saben. Además, incluso en los EE.UU. o Inglaterra, la música rock era una mezcla de muchas cosas diferentes de diferentes culturas y épocas. Así que sí, por razones históricas, la forma angloamericana llegó a dominar, pero siempre ha sido acriollada, mestiza, híbrida, "impura", y por eso la música es tan buena y emocionante. ¿Quién quiere la pureza? Y sí, a partir de la década de los años '50, muchas otras culturas prestado el lenguaje del rock. Pero hoy en día, tal vez no tenga sentido considerar al rock como anglosajón. Así que muchos países están haciendo cosas fantásticas, en América del Sur, en Argentina (y por mucho, mucho tiempo), incluso los artistas estadounidenses están ahora tomando prestado de otras tradiciones como Bhangra (originalmente de la India). Ya no hay una fortaleza unificada de música de EE.UU., a pesar de las apariencias. Las principales estrellas son todavía anglo (sean Springsteen, Dylan, McCartney, o Lady Gaga), pero sobre una base diaria de mezcla (bueno, el rock chino no es mi favorito todavía, pero yo soy un gran fan de K-pop y árabe dub y ritmos indios), creo que tienes razón, los ingredientes de EE.UU.-GB todavía estará aquí por mucho tiempo, pero se diluyen más y más, y complejizado. La única diferencia es que creo que nunca va a ser en el futuro un país o una cultura que domina el mercado y los gustos como fue el caso angloamericano.

-Su libro fue editado al compás de otros ('Retromania' de Simon Reynolds y 'El basurero de la Historia' de Greil Marcus)
que analizan el rock, ¿por qué la cultura rock tiene tanto para interpretar cuando pareciera -siguiendo esos análisis- que no tiene mucho que decir? 
-Estos libros tratan de una tendencia que estaba presente en el comienzo mismo del rock, y desde entonces: la nostalgia, el pasado, cuando pensamos que la música es sobre todo acerca de ser joven, moderno, hacia el futuro. El rock es complejo y contradictorio. Y así, en mi opinión, rico y valioso. Bueno, no me importa que el rock no tenga nada que decir. Es probablemente algo bueno. Cuando los artistas comienzan a "decir" las cosas, suele ser tedioso, aburrido, irrelevante, o peor, inútil. El rock es más potente cuando dice "nada", cuando sólo se describen pensamientos, o el sexo, o diversión, o juega con los tabúes. Creo buen rock es antagónico a los "mensajes". Los mensajes matan al rock. Quizá nos deberían aplicar el título de un disco de Frank Zappa: 'Callate y tocá la guitarra'; como lamentablemente no podemos hacer eso, he ahí la razón de por qué hablamos.
Pero ahora es el momento de parar.



miércoles, 3 de octubre de 2012

Influencia #2


domingo, 30 de septiembre de 2012

Libros para leer al sol

Tres recomendaciones. Ya vendrán más.

jueves, 27 de septiembre de 2012

No me bajés los brazos, pendejo

Aprendamos de la enseñanza del gran Horacio Accavallo. Acá la nota en Página 12 sobre box & rock y una entrevista a Yamil Peralta deleite para la platea masculina (y femenina por los comentarios que ya he recibido). La hicimos junto a Luis Paz como cuando Apollo y Rocky unen fuerzas en la tercera parte de la saga.

martes, 25 de septiembre de 2012

Get in the ring...

Foto de la gran Ceci Salas. Aquí estoy juguteando con el cabezal de Yamil Peralta. Llámenme "el misterio de Ucrania" Lisica. Sé que otros me dirán "El disperso" o "Moustache". También están bien...

lunes, 24 de septiembre de 2012

Prefiero el sonido del silencio

A esa chica gritando en la calle en el medio de la noche.

martes, 11 de septiembre de 2012

El volumen de la historia

Por Fernando Martin Peña / Suplemento Radar / 9-10-12

A fines de 1999 o 2000, cuando hacíamos el ciclo El Independiente, con los responsables de la revista Haciendo Cine, estrenamos en el Atlas Recoleta el documental de Leonardo Favio Perón: Sinfonía de un sentimiento. El público abarrotó la sala en las dos funciones que fueron necesarias para exhibirlo completo. Los que no pudieron entrar, cantaron la marchita y sólo se aplacaron cuando el propio Leonardo Favio les explicó el problema. Cada una de las dos proyecciones tuvo varias horas de duración y en ambas estuvo Favio, pero de un modo particular. No quiso presentarla y llegó con la función apenas empezada. Me preguntó si podía verla desde la cabina y si podía indicarle cuál era el control de volumen del amplificador. Ya tenía problemas en la cadera y necesitaba bastón, pero eso no le impidió observar todo su film de pie por la ventanilla de la cabina. Cada vez que se escuchaba un discurso de Evita, subía el volumen hasta el tope. La primera vez entré para avisarle que saturaba un poco, pero se limitó a asentir feliz con la cabeza y entendí que estaba ahora dirigiendo a su público, como antes había dirigido su film. Las dos noches se fue, cálido y satisfecho, unos minutos antes de que la función terminara, sin sentir la necesidad de los aplausos.

Mañana, lunes 10, a las 19 comienza en la Biblioteca Nacional (Agüero 2502) el ciclo Influencia, en el que diferentes artistas revisitarán la persona o la obra que los haya influenciado. En el primer encuentro, el cineasta Fernando Spiner, el escritor Leonardo Oyola y el músico Manuel Moretti hablarán sobre Leonardo Favio.

martes, 4 de septiembre de 2012

De Inconcluso a Influencia


Influencia / ¿Quiénes influyeron en los que nos influyen?
La Biblioteca Nacional será sede de Influencia. Ciclo de charlas en las que referentes culturales retratan las influencias de su trayectoria. En cada jornada una figura será descubierta -en sus diversas facetas- por otras personalidades también reconocidas en su labor. Los influyentes podrán ser destacados o periféricos, incluso, más allá de una persona (un disco, una película, una corriente artística local o internacional).
En la primera jornada, Leonardo Favio será revisitado por el director de cine Fernando Spiner (‘Aballay’, ‘La Sonámbula’), el escritor Leonardo Oyola (‘Kryptonita’, ‘Hacé que la noche venga’) y el músico Manuel Moretti (líder de la banda de rock Estelares).
Idea y Coordinación: Federico Lisica y Sebastián Meschengieser

¿Por qué Leonardo Favio?
Es el artista popular argentino por excelencia. Influyente en el cine, la música y las artes en general. Concibió la política como herramienta poética. Su creación hiló de Luis Alberto Spinetta a Carlos Monzón, del baile a la canción testimonial, del exilio a realizar el cine más íntimo, reconocible,  vanguardista -y exitoso- hecho alguna vez en nuestro país.

Fernando Spiner tiene una sostenida trayectoria en cine y televisión. Su último largometraje fue ‘Aballay’ (ocho premios Sur 2011, basado en un cuento de Antonio di Benedetto); un western criollo como los que Leonardo Favio supo masificar con ‘Juan Moreira’ y ‘Nazareno Cruz y el Lobo’. 

 
Leonardo Oyola es escritor. Sus obras son policiales con un guiño “a lo fantástico”. Ha publicado -entre otras- las novelas ‘Santería’ y ‘Sacrificio’ para la colección 'Negro Absoluto' dirigida por Juan Sasturain; ‘Hacé que la noche venga’ (revelación 2008 en la Revista Ñ) y ‘Kryptonita’ (elegida de lo mejor de 2011 en varias encuestas). Hombre del Gran Buenos Aires que no deja de mencionar a Favio como referente cada vez que puede.
 
Manuel Moretti es uno de los compositores más reconocidos del rock local. Lleno de poesía y frenesí, con su banda Estelares lanzó seis discos, uno de ellos estuvo a punto de ser titulado ‘El Mundo de Leonardo Favio’.





Sala Augusto R. Cortázar de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502)
Fecha y hora: Lunes 10 de Septiembre / 19 hs.
Entrada Gratuita. Capacidad limitada


¿Qué es ‘Influencia’?
Se basa en encuentros mensuales en los que invitados revelan su correspondencia -imaginada y/o concreta- con escritores, cineastas, músicos, escritores, intelectuales y también movimientos.
A partir de una pregunta sencilla, que atraviesa conceptualmente el proyecto -¿quiénes influyeron en los que nos influyen?- buscamos que creadores de distinto origen inviten al público a conocer otros nombres y movimientos, o tener otra mirada sobre la creación, a tender puentes generacionales y artísticos.
El objetivo es que personalidades de nuestra cultura expresen públicamente su admiración por ciertas obras y los creadores que los inspiraron, que los inspiran, que les resultan fundamentales para entender su realización y el espíritu con el cual abordan su oficio.
Influencia es un ciclo donde la palabra es clave, pues a través del relato y el homenaje de los invitados se difunden y reconocen creadores argentinos y latinoamericanos. Al mismo tiempo, generan influencia sobre nuevas generaciones, estimulando la producción y proyección de emprendimientos artísticos emergentes.
Los invitados podrán elegir la forma de presentar sus influencias más significativas. A través de palabras, música en vivo e imágenes.

¿Quiénes somos?
Además de producir y escribir en conjunto varios ciclos televisivos y radiales, Federico Lisica y Sebastián Meschengieser llevan adelante desde 2009 el Ciclo Inconcluso (en el Centro Cultural de España en Buenos Aires). Anteriormente produjeron  ‘50 años de rock en la Argentina’ (para la Fundación Friedrich Ebert, en el Centro Cultural Ricardo Rojas)  y coordinaron los grupos del ‘Foro de ideas sobre cotidianeidad y mundos juveniles’ (para la Fundación Friedrich Ebert, en FLACSO).

jueves, 23 de agosto de 2012

Algo que estoy escribiendo


Patricio era el más callado de Los Marselleses, con quien Martín se sentía más a gusto para charlar. Seguro de sí mismo, creativo y circunspecto, combinaba aquellas características con una mirada de hiel y la vestimenta de los Beatles en Hamburgo. Lo suyo era el autocontrol y una seriedad constante que podía quebrar con una carcajada negra, sardónica, fuerte. Martín lo admiraba porque en ese rictus no había impostación. Era, además, el único que podía ganarle a Ringo en la rapidez de respuesta. Porque cuando hablaba: desenfundaba. Como aquella vez que transformó el lodazal en victoria. Tiempo atrás había tenido una experiencia sexual con un tipo. El grupo había estado en la fiesta pero la borrachera había dejado inconsciente a varios, Patricio, en cambio, tenía el aguante de un leñador. Contó la historia al grupo, negándose a transformar “algo trascendente en un simple chisme”. Los detalles de la mamada le significaban una epifanía, pero Ringo creyó oportuno desconfiar de su palabra interrumpiéndolo.
-¿Vos? ¿Con una copa de vino en la mano, tranca, y el tipo trabajando?
-El tipo eras vos Ringo -dijo y rió secamente- pero dejá, sos olvidadizo.

jueves, 16 de agosto de 2012

Artistas que son una pinturita

¡Una nota sobre artistas plásticos en la que no está Milo Locket! Ahí va, mi inconsciente me traicionó. Capos Diego y Adrián (y Milo también). Hoy en el Suple NO.

jueves, 9 de agosto de 2012

Perdón me dejé llevar

Pregunto, ¿cómo puede ser que Stallone no haya recibido un Oscar? Ah, Lo hizo. Repregunto, ¿cómo puede ser que Stallone haya recibido un Oscar?

viernes, 3 de agosto de 2012

Rock espectral

Me gustó mucho mencionar a Max Headroom en esta nota.

viernes, 27 de julio de 2012

Cuidemos el neologismo

Cuidemos los neologismos, no hay que usarlos porque sí, los neologismos son algo lindo, no hay que abusar de ellos. 

martes, 24 de julio de 2012

Groucho Vs. Wilde

Ayer vi flores caer. Se pudrirán porque no las levanté.

miércoles, 18 de julio de 2012

Es sólo rock & roll y diplomacia

MUSICA › A CINCUENTA AÑOS DEL DEBUT DE LOS ROLLING STONES

Sólo rock & roll y diplomacia

En la embajada británica se realizó un evento para conmemorar el aniversario del primer show de la banda. Una muestra de fotos de Michael Cooper y una videoconferencia con el creador de Glastonbury fueron el mascarón de proa para promover la marca británica. 

Por Federico Lisica

A cincuenta años del primer show de los Rolling Stones, la autotitulada “capital mundial stone”, se sumó oficialmente a los festejos de oro que comenzaron el pasado jueves y culminarían con un nuevo tour en el 2013. El evento fue organizado ayer al mediodía por la embajada británica en Buenos Aires. Y si parece algo inusual para la conmemoración de un hecho ligado a la cultura rock, cabe preguntarse si no es más extraña la “simbiosis” entre una banda cuyo bautismo fue en el Marquee Club londinense medio siglo atrás y lo generado desde entonces a más de 11 mil kilómetros de distancia.
Dicho de otra forma, el único flequillo con jardinero de jean que pudo verse en la embajada apareció en un “video tributo” de la banda hacia Buenos Aires. Entre imágenes del frenesí desatado durante sus tres visitas al país (y los doce recitales en el estadio de River), Charlie Watts expresa que lo vivido aquí fue “absolutamente enfermizo”. “Buenos Aires es diferente”, agrega diplomáticamente Mick Jagger. Mientras que una frase de Keith Richards (“la audiencia es tan entusiasta, pueden morir y pareciera no importarles”) agrega un matiz doloroso por lo sucedido un año antes de su último show en la Argentina, en febrero de 2006. Otras secuencias del corto sobresalen y conmueven: la felicidad del público atravesada por la maquinaria más duradera, icónica y exitosa que ha parido el rock (por este mes podrá verse en el sitio web de la embajada).
El encuentro se llevó a cabo en la residencia diplomática situada en Recoleta, más específicamente en el microbarrio La Isla. Nombre exacto para los fines de la recepción; en palabras del propio embajador John Freeman, el cumpleaños de Los Rolling Stones sirvió de “pretexto” para promover a la música británica en su conjunto. Music is Great (Britain) es el nombre de la campaña que aglutina una serie de recitales, encuentros comerciales y concursos planificados para el resto del 2012, y que incluyen a la Argentina. Algunos datos: el Reino Unido es el cuarto mercado más importante de la industria musical global, sólo por detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania, y constituye una de sus principales exportaciones: genera cerca de dos mil millones de dólares anuales.
Entre tapices y alfombras con leones, cuadros de Isabel II y un largo piano de cola preparado para la ocasión con fotos de Jagger y Richards en Buenos Aires, surgió desde una pantalla Michael Eavis. En la videoconferencia, el creador del Festival de Glastonbury (que se emplaza en el medio de la campiña inglesa), lamentó que Los Rolling Stones nunca hubiesen tocado allí y dejó entrever que hubo negociaciones para que lo hagan en el 2013. Con toda su bonhomía y sencillez de hombre de campo, habló de vacas y acres (una de las tradiciones es que cada banda que toca en el “Glasto” se lleva un queso artesanal) pero también de los cambios en el negocio de la música y de rock: “Diría que mi show favorito fue el de The Smiths a mediados de los ’80; en la primera edición, en 1970, estuvo Marc Bolan y fue genial; Radiohead, Coldplay y Oasis han sido asombrosos también; pero aquí hay espacio para música folklórica irlandesa, tocan en unas colinas y le dan esa sustancia simple y fundamental al festival”.
Otro atractivo de la jornada fue la selección de fotos de Michael Cooper, quien tomó cerca de 3500 imágenes de la banda en sus primeros años. Entre los veinte retratos estaba la célebre “Once Manos”, la cubierta de Their Satanic Majesties Request y otras de entrecasa, como una en la que Marianne Faithfull y Mick Jagger juegan con el propio vástago de Cooper. “Michael sólo sacaba fotos. Hacía eso. Estar cerca de nosotros y ser además la única persona que yo soportaba allí era algo completamente natural para él. Siempre fue un tipo increíble.”, señaló Keith Richards en el prólogo del libro Early Stones, publicado por Planeta algunos meses atrás. Tras la muerte del fotógrafo en 1973, su hijo Adam es quien se ocupa del legado. También presente en el evento (y como no podía ser de otro modo, casado con una argentina) aseguró que esas fotos fueron la antesala de una exhibición a realizarse a fin de año en el Centro Cultural Borges.

Un grupo muy diferente
Sucedió el 12 de julio de 1962: Mick Jagger y Keith Richards –a poco de abandonar las carreras de Economía y Artes, respectivamente– subieron al escenario de un local de jazz junto a Brian Jones en guitarra, Dick Taylor al bajo e Ian Stewart al piano. Quien se encargó de la batería sigue siendo materia de debate, en parte porque se señala a Tony Chapman, mientras que Richards insistió en su biografía Life que en realidad fue su amigo Mick Avory, luego baterista de The Kinks. Se llamaban distinto (eran los Rollin’ Stones), los habían contratado de improviso y no tenían ni un tema propio (tocaron 18 temas de blues de Muddy Waters y Robert Johnson, entre otros). “Es algo increíble cuando te ponés a pensarlo –le dijo el cantante a la Rolling Stone–. Fue hace tanto tiempo... Algunos todavía estamos, pero es un grupo muy diferente al que tocó 50 años atrás.” El otro Stone que persiste es, obviamente, Keith Richards, quien también tuvo sus palabras sobre aquel acontecimiento memorable: “Nadie se imaginaba nada de esto. Especialmente en aquellos días, una banda cuando mucho duraba dos o tres años, esperabas pasar un buen rato y eso era todo”, expresó a la BBC.
En la galería de arte londinense Sommerset House, donde se realiza una exhibición de la trayectoria del grupo (The Rolling Stones: 50), el pasado jueves se reunió toda la troupe stone. No se encontraron donde quedaba el Marquee Club original, porque –paradojas al margen– ahora hay allí una sucursal del banco Santander. Desde la cuenta de twitter @RollingStones se siguen reenviando imágenes de fans de todo el mundo a raíz del jubileo rockero, sumándose así a especiales de TV, libros y demás. Por otra parte, la banda coqueteó con un posible show de cierre en los próximos Juegos Olímpicos y dejó la puerta abierta para una nueva (¿última?) gira en el 2013. “Yo creo que sí, que finalmente la harán. No será un tour de dos años, pero elegirán ciudades especiales para su historia, y Buenos Aires estará en la lista”, le dijo un emocionado Adam Cooper a Página/12.

sábado, 14 de julio de 2012

Escenas de películas que recuerdo no sé muy bien por qué

Arturo Maly está garcando en un baño, alguien le tira desde una ventanita arriba del inodoro una granada. La granada explota y él muere. 
La escena es de "No habrá más penas ni olvidos"; algo así como "12 hombres en pugna" pero con tiros en Colonia Vela, el pueblo más horrible y verídico de toda la Argentina inventado por Osvaldo Soriano.

martes, 10 de julio de 2012

Prefiero el sonido del silencio

A escuchar a un niño que llora: pero guarda, me refiero a uno maleducado; los otros te sumen en una melancolía tierna y pasajera.

domingo, 1 de julio de 2012

No Future III

Estas son otras preguntas que le hice a Thomas Frank para esta nota del Suple No y que no salieron en el artículo

-¿Por qué la relación entre contracultura y publicidad ha sido tan fructífera?
-Es que la contracultura ha sido la misma desde entonces, sea producida por un tipo en su garage o por Disney: ha seguido el mismo patrón. La industria publicitaria, en cambio, la cooptó.
-¿Abrazar los conceptos de la contracultura fue el último gran avance de la publicidad?
-La publicidad, pese a que se reforma constantemente, se mueve entre dos polos. La venta dura y la creatividad. Uno sería: “Este kétchup tiene un sabor mejorado científicamente”. La otra: “Este kétchup sos vos”. Lo que se mantiene permanente es la idea de ser “rebelde”, “sé vos mismo”, “la nueva revolución”, la misma porquería de siempre. Es bastante aburrido si te lo ponés a pensar.
-¿Es cierto que quisiste reeditar el libro al cumplirse 10 años de su primera edición?
-Sí. En el 2007 tuve ganas de hacer una reedición con más entrevistas a publicitarios, investigar más, pero el furor por esa serie de televisión, me hizo desechar de la idea. ¡El otro día vi un libro de publicidad basado en Mad Men! ¡Me puso como loco!  
-¿Qué aspectos de los ’60 quedaron por fuera del discurso “oficial”?
-Investigué muchísimo sobre el movimiento sindical de esa época, que tuvo avances notables, es de las mejores herencias que tenemos, pero nadie los recuerda, está desapareciendo frente a nuestros ojos. Es algo horrible de ver. No hay nostalgia por el movimiento sindical. En una época los estadounidenses participaban de la toma de decisiones económicas. Hoy ya no. Lo hacen todo los capitanes de la industria, Wall Street, los lobistas...
-¿Considerás que el idealismo de la primera campaña de Obama -su mejor ejemplo fue el poster ‘Hope’ de Shepard Fairey- se puede relacionar con esa nostalgia de los ’60?, ¿cómo es la situación en un año presidencial?
-El idealismo se ha ido. Yo probablemente sea un buen ejemplo de ello. Realmente perdí la fe en él. Obviamente lo voy a votar porque no quiero que vuelvan los republicanos. Tenía el mundo a sus pies en el 2008 y eligió esencialmente hacer muy poco. Podría haber reformulado la economía del país y no lo hizo.

sábado, 30 de junio de 2012

No future II


Estas son otras preguntas que le hice a Simon Reynolds para la entrevista del Suple NO y que no salieron en el artículo.


-¿Cuánto tiene que ver el nuevo valor de la música -gratuito en la mayoría de los casos por el download- en esta experiencia con la música?
-La izquierda abrazó la desmercantilización porque pensó que afectaba a las grandes corporaciones, la idea de que la música dejaba de ser mercancía. Lo irónico es que esto no afecta tanto a los grandes como a los sellos más pequeños. De joven, comprarse un disco era una decisión muy grande, y te asegurabas que ibas a escucharlo. La desmercantilización lleva a que la música sea menos producto, menos sagrada, a veces se acerca a la nada misma. 
-En Argentina se emite Peter Capusotto y sus videos, un programa de TV donde el humor usa el discurso del rock. Se llegó a afirmar que este programa era lo más importante que le había sucedido al rock en los últimos años. No hablamos de un disco, ni de un músico sino de un programa de TV. También pasa con la publicidad, las películas de Jack Black o incluso libros como el tuyo que analizan el rock. El rock no sólo se ha adecuado a diversas formas de consumo sino que sus mensajes más incisivos parecen provenir por fuera de la música. ¿Todo el rock es hoy meta rock? 
-Mucha música hoy puede ser oída como parodia pero sin el humor. Se copia el estilo pero no para hacer gracia. Programas como The Mighty Boosh o Flight of the Conchords, en cambio, son parte de una parodia distinta. Lo retro se vuelve gracioso sin el problema de lo anticuado. Pienso en Neil Innes, un músico ligado a los Monty Python y que trabajó con ellos en The Ruttles. Es buen músico pero no sé si es muy creativo. Como crítica, puede decirse que el humor te permite eso: no ser muy creativo.
-Cuando el CBGB cerró sus puertas, Patty Smith dijo algo así cómo “no se preocupen por el CBGB creen sus nuevos CBGB, ¿se ha perdido esa urgencia?
-Creo que hay gente con muchas ideas creativas hoy en día, el punto es que no te podés proponer ser el nuevo CBGB. Se tienen que dar un montón de factores: La gente, el espacio, las bandas con material excitante. Debe haber nuevos CBGB por ahí creándose.
-Decís que te hubiera gustado trabajar más sobre la diferencia entre lo original y la  innovación, ¿podés adelantar algo?
-Original significa que no hay nadie como vos, en la innovación podés copiar a alguien y hacer algo distinto. Cuando en la escena tecno se comenzó a copiar al sonido de Chicago no se estaba siendo original, pero comparado con el resto de la música era muy innovador. Podés no ser original y ser innovador. Está bastante relacionado con la tecnología, tal vez no totalmente, pero en un punto se entrecruzan. Lo más innovador de los Beatles fue ‘Tomorow Never Knows’ o ‘Strawberry Fields For Ever’. Sin la tecnología solo hubiesen entregado canciones como ‘Yellow Submarine’, mucho más clásicas. Lo original tiene más que ver con tu personalidad, con tus propias marcas, Van Morrison con su voz es original. Es una visión original pero no necesariamente innovadora.
-En Después del rock cerrás con la siguiente idea: “Tal vez es tiempo de que Occidente descanse”. ¿Se relaciona esta idea con la retromanía? ¿Creés que con el cambio sociopolítico que se está percibiendo en el mundo -el avance del BRIC por ejemplo- haya lugar para un cambio en la música?
-Hay que tener en cuenta que cuando surgió el rock en Occidente, había muchos sectores jóvenes, prosperidad económica y los medios masivos chocando contra los valores tradicionales. En este sentido, la música pop coreana por ejemplo, no es algo nuevo, repite los códigos del pop occidental. Todavía no se ve ese surgimiento, pero seguramente haya uno.